15 September, 2007

ESTO DE TAL Y AQUELLO DE CUAL...

De un tiempo a esta parte, he venido observando y analizando ciertas tendencias y actitudes de mí misma, de varias mujeres a las que conozco y trato así como también de desconocidas con las que me cruzo por allí.
Para mí sorpresa, he notado un cierto denominador común que parece imperar entre todas nosotras: el inconformismo...
Esta situación genera en las mujeres la increible habilidad de idear, de crear mentalmente lo que consideramos que sería "lo perfecto" para nosotras y así, pasarnos la vida esperando a que se haga realidad...
No me van a negar que jamás dijeron la típica frase: "Si, Juan es bueno, pero me gustaría que tuviera el cuerpo de Pedro, la plata de Diego y la simpatía de José!!!"
O aquella otra: "No me gustan las bombachas tan grandes, pero tampoco las quiero tan chiquitas"
Siempre hay algo que no nos convence totalmente y armamos en nuestra mente el "Hombre perfecto" con aspectos de muchos hombres.
En mi caso particular, hago este inconciente ejercicio mental de inconformista en muchísimos aspectos de mi vida.
Hago las compras en 4 hipermercados diferentes, en 2 negocios de delicatessen y en un mercado de pueblo. Para mí, el super ideal sería aquel que tuviera todo en uno!!
Nunca estoy conforme con los autos. Me gustaría comprar uno que tuviera muchas partes de varios autos de diferentes marcas. Y hasta me lo imagino!!
Puede que esta característica no sea propia de las mujeres y haya algún exponente del sexo masculino que las comparta, pero en mi experiencia, las mujeres son las que tienen estas actitudes inconformistas mas marcadas.
Hoy escuchaba en un probador de una tienda en Cork city, cómo una chica se quejaba de lo que se estaba probando y le decía a la vendedora: "Si este pantalón tuviera el calce de este otro, pero fuera más angosto de piernas y en vez de ser negro fuera color chocolate, me lo llevaba!!!
Otra conclusión a la que he llegado es que este inconformismo se hace más evidente a medida que cumplimos años.
Esto es debido a que cuando llegamos a cierta edad, ya no nos bancamos ciertas cosas y nos hacemos más selectivas en nuestras elecciones. Es decir, no nos conformamos con cualquier cosa como cuando teníamos 18.
Y es allí cuando esta cuestión imaginativa de crear en nuestra mente "lo perfecto" alcanza su desarrollo total y nos podemos pasar el fin de semana entero visitando todas las zapaterías de la ciudad buscando el zapato de tacon imperial, con punta no tan redonda ni tan cuadrada, que sea de cuero legítimo (pero del blandito), con suela de suela y no de plástico, que agarre bien el empeine y que sea acolchadito en la base. Que no nos saque ampollas en el talón y lo más importante, que combine exactamente con el color "marfil clarito" del vestido que nos acabamos de comprar.
Enfermas de la bronca porque no lo encontramos, llegamos a la conclusión de que ya no se hacen zapatos como los de antes y que todos los que hay son una porquería.
En Discovery, pasaron un documental en el que explicaban que esta actitud inconformista que particularmente se presenta en las mujeres, es un signo evidente de evolución.
Ademas de varios ejemplos, explicaban que cuando tenemos 18, buscamos inconcientemente al más lindo, al más alto, al de piel morena, de hojos claros, pero que a medida que crecemos, buscamos (también inconcientemente) al que mejor nos pueda asegurar un futuro estable para nuestra futura prole.
Decía que ese inconformismo de las mujeres es parte de su herencia ancestral desde tiempos inmemoriables y se cree que es parte de nuestro ADN. Que es eso lo que nos hace superarnos y que constantemente nuestra mente trabaja, ideando cómo obtener mejores "posiciones" en la evolución.
Entonces me quedé tranquila, no es que seamos obsesivas a la hora de conformarnos...sino evolucionadas!!!
En qué aspectos de tu vida sos inconformista?

25 comments:

amelche said...

No sé si estará en el ADN o será una evolución. Más bien me parece que, con los años, nos volvemos un poco más maniáticas y tiquismiquis. Yo puedo ser inconformista a la hora de buscar al hombre perfecto o el trabajo perfecto, pero nunca lo he sido (ni creo que lo sea) en la ropa ni en los zapatos, ni nada de eso. O me gusta inmediatamente y me lo compro, o no me gusta y no me lo compro. Sin darle más vueltas y sin pensar "sería perfecto si tuviera esto o lo otro".
Y de los dos coches que he tenido, uno de segunda mano y otro nuevo, el primero me lo compré tras ver sólo DOS coches (me compré el segundo) y en el caso del nuevo me lo compré tras ver cuatro coches y me compré el último porque me ofrecieron más por mi viejo coche. Si me hubieran ofrecido lo que quería en el primero, me habría quedado el primero sin problemas.

¿Será que no soy mujer? ¡Ja,ja,ja!

blanca figueroa said...

Yo soy inconformista al comprar en una tienda, así como mencionas que te sucede a ti. Ya sea por precios, calidad o un producto en específico me la paso de tienda en tienda. También en la ropa, en la comida, por ejemplo voy a un restaurante en donde me gusta la comida pero no las bebidas... cosas así.
Creo que no lo soy en el aspecto de los hombres, la verdad no creo en el hombre perfecto.
A ver si después se me ocurren más cosas. ¡Buen fin de semana!

Malimass said...

Ah..! me has hecho reir con ganas mi querida Amelche...
La verdad es que en mí, ha sido al revés. De joven (digamos 18 años), he sido "selectiva" e inconformista... Pero, con el pasar de los años, mi situación familiar y los abatares económicos que hemos padecido en éste pais... desde hace muuuuchos años "compro lo que puedo" no "lo que quiero".
Je, je, je, Será que he ido involucionando ?
Besitos para vos y amigos del blog.

amelche said...

MALIMASS: No sé si la palabra "tiquismiquis" se usa en Argentina, pero lo que describe Anaví es la definición exacta de esa palabra: alguien que dice eso del pantalón, es un tiquismiquis.

Y, no sé, dicen tantas cosas sobre las mujeres que yo no hago, que a veces me pregunto si las estadísticas fallan, si seré la excepción que confirma la regla, o si no soy mujer. :-)

María said...

Hola Anavi, me he pasado a cotillear un poquito por tu mundo.
Saludos!!

Ernesto Martínez Ferrer said...

Cómo me he reído con este post tuyo! Qué dura que sos! Y la foto esa, está para un premio.
De mujeres, no soy experto, pero por experiencias personales creo que andas por lo cierto respecto a que son inconformistas.
Siempre quieren más (atención, momentos libres, encuentros, plata, ropa, amigas...)
Los hombres puede que sean inconformistas también pero en menor medida.

Amelche!!!! mujer sos, como no lo vas a saber vos, lo que debe pasar es que sos la excepción, como pasa en muchos casos.
Un saludo!!

Blas de Lezo said...

No se si seréis mas inconformistas que los hombres, lo que si creo es que cuanto mas aprendemos, cuanto más leemos, cuanto mas conocemos los humanos nos hacemos más incorformistas. Con los servicios públicos, con la educación, con lo que nos dan por lo que pagamos, con lo que nos rodea, ya sea por nuestra culpa o por la del vecino.

Un saludo, me gusta tu blog.

Ben said...

Jajaja! Creo que nadie se conforma con lo que tiene, hasta cierto punto. Pero esto de las mujeres me ha hecho reír mucho. Has descrito perfectamente a mi hermana.

Abrazos!

Anonymous said...

Mujer el inconformismo en las compras... pues no se yo. Si yo busco una camisa blanca para conjuntar con ese traje de chaqueta, pues es que quiero una camisa blanca. no me vale que me la ofrezcan a rayas, azul, o negra. La quiero blanca. ¿Es que la moda son azules y con rayas?... pues me importa un comino. Y recorro tiendas y tiendas buscando lo que quiero.
Y si mis pies no aguantan zapatos con puntera aguada me da igual, recorre tiendas y tiendas hasta que encuentre unos zapatos que mis pies soporten....
A veces compro en el supermercado grande donde hay de todo, aunque algunas cosas me resulten mas caras porque odio recorrer todo el barrio para comprar, queso gruyere rayad, pan de centeno y una botella de lejia..

Mahaya (que no me he identificado)

montse said...

Soy inconformista para todo.
Si voy a comparame unos zapatos me pruebo todos y si no me quedan como deseo prefiero volver otro día hasta que me encuentre totalmente cómoda con alguno y asi con todo. Por eso tengo tantos problemas con los hombres, siempre le falta algo.

Estela said...

Yo creo que tanto mujeres como hombres siempre buscan mas allá de lo que tienen (plata, ropa, conocimiento, posicion social, auto, vivienda) pero también creo que la mujer lo hace a un nivel distinto que el hombre.
Lo hace a un nivel de 500% más inconformista que el hombre.
Yo soy como vos y como Montse...totalmente inconformista...hasta la obsesión diría yo.
Muy bueno eso de Discovery, no lo he visto!
Un besazo enorme y un abrazo calentito ahora que ha llegado el viento, el frio, la lluvia y el invierno.

Luciano said...

Tenia un comentario excelente, lo estuve pensando todo el dia, pero la verdad que de vago no lo escribo porque es asi de largo.
Peor me gusto tu post, por fin alguie muestra algo del universo femenino y se pregunte sobre ello. Este tema en particular, particularmente.

Estela said...

Luciano: no nos podes hacer esto!! cómo es eso de que tenés un comentario exelente para este post y no lo vas a contar para que podamos enterarnos todos!!!
Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh me muero de curiosidad!!
Dale, hacete un cafecito, sentate tranqui con una musiquita de fondo y tipeá despacito.
Con tu actitud no haces mas que atentar contra otra de las cualidades de las mujeres: la curiosidad!! hehehehe
Plis, no seas malo, contá, contá!!

euge* said...

jaja... me mató el post...

la verdad ke no soi una persona mui disconformista... no se si será por que me encuentro atravesando una etapa en la cual no sé ni yo lo ke kiero, o es que soy de verdad asi (xD, mui adolescente mi conflicto, ajaj)

Solo hay 2 cosas con las cuales lucho...
mi apariencia: a pesar de haber adelgazado 10 kilos, todavia pienso de ke puedo mejorar (es ke de verdad tengo ke mejorar, todavia no llegué al alta xD)
La moda: La tendencia ke se viene, la usaría si no fuese tan... fea y esté tan a la moda, es ke no me gusta que tooooda la gente se vea igual, y menos a mi verme igual a las demas... la gente parece uniformada, jejeje

Y con respecto al campo de los hombres... la verdad que yo me conformo con que no sea un pelotudo, pollerudo y un bagarto...
si cumple esos tres rekisitos i me kiere, soi feliz, jajajaj...

espero ke esten todos bien, y luciano... con toda la onda, no seas rata y escribi el comentario!, jajaja... dale q los tuyos siempre son entretenidos...
jaja

besos para todos!

Laura said...

Hola Anaví. En las vueltitas que doy por blogs desconocidos, llegué al tuyo hace unos meses. Desde ese entonces, entro a leerte bastante seguido, aunque no dejo comentario.
El post de hoy, me ha gustado muchísimo, por eso, no puedo dejar pasar la oportunidad de hacertelo saber.
Yo soy, fuera de broma, tal cual lo describis vos. Clavadito!
Ahora yo también puedo decir tranquila que no es que sea inconformista obsesiva, sino evolucionada!! jajaja
Y para Luciano, que se anime y comente, que tiene en vilo a mucha gente que espectante aguarda para leer lo que opina.
Sería muy interesante oir la voz del sexo opuesto.
Espero que no nos des con un caño!
Un saludo a todos!!

amelche said...

LUCIANO: ¿Qué has hecho intrigando al mujerío inconformista? No saldrás vivo de esta si no confiesas qué ibas a escribir. Yo voto también porque lo cuentes. ¡Que lo cuente! ¡Que lo cuente!

Y nosotras aún estamos lejos, pero la dueña del blog se te planta ahí en cuatro horas como mucho, con niños y bártulos para torturarte hasta que confieses. Andate con ojo, que vos no sabés lo que has hecho. Has destapado la caja de Pandora. ¡Ja,ja!

amelche said...

Y tenemos a Ángela de cómplice. Más te vale no dejar que lea el post... :-) El que avisa, no es traidor.

Luciano said...

Ah pero no era mi intención hacerme rogar si no denunciar mi vagancia galopante. Esta noche me pongo las pilas y hago un resumen, como todo, seguro que desilusiona.
Por mi que me visiten, fui entrenado en las artes del ocultamiento y la negación.

amelche said...

Uy, no sabes lo persuasiva que es Anaví. Sobre todo, con los camioneros para que le dejen pasar cuando maneja. :-)

Angela said...

Aqui se reporta la encargada de torturar a Luciano. Si no lo consigo al menos me desquito por todas esas cositas que me ha dejado disconforme....;)
Un abrazo
Angela

amelche said...

Vaya, vaya... No me gustaría estar en el lugar del pobre Luciano en estos momentos. Ya nos contarás, Ángela.

Mercedes said...

Anaví, me encanta la foto del post. Me siento completamente identificada con el comentario de Amelche: no soy de las que va a una tienda y se va probando mil cosas... Para esas cosas voy a tiro fijo. Incluso en lo del coche me reí, porque para comprar el mío visité dos concesionarios de marcas diferentes y en el tercero me lo compré...
Eso sí, inconcormista (mejor dicho, ambiciosa o perfeccionista) en todo lo que llena mi espíritu y mi mente. Me gustaría ser traductora, profesora, pianista, pastelera, panadera, mamá, estudiante, duena de un hotelito rural, viajera, escritora, periodista... Y mil cosas más para las que necesitaría mil vidas.

amelche said...

MERCEDES: Somos almas gemelas, ¡ja,ja! A mí también me gustaría tener más vidas para poder hacer más cosas: estudiar más idiomas y/o carreras universitarias, viajar más, trabajar en cosas diferentes...

TA said...

Ando buscando unas botas.... y ando y ando ...pero ellas no existen...no se si eso es inconformismo , experiencia o un estado de insatisfacción interior ,donde nada es lo que busco y lo que encuentro no es lo que quiero. Llega un momento en que uno ya probó mucho de todo y sabe que NO le va según que cosas y NO esta dispuesto a llevar los sucedáneos que te ofrecen con la sonrisa sosa de quien se lleva un premio de consolación. Además hay una oferta tan bestia de todo que yo me mareo y acabo empachada, asqueada de TANTO!!!total, me quedo otro invierno con mis botas gastadas pero que tienen lo que me gusta... Acabo creyendo que “ESO lo que busco” no lo encontraré fuera... me compre lo que me compre, lo que falta a todo lo que busco esta dentro de mi... venga tengo todo el invierno por delante para bucear por laberintos interiores...

besos

sstraniera said...

creo que en todas, desgraciadamente no en todas uno se puede superar siempre, y eso crea frustracion, tiene uno que aprender a manejar esa frustracion tambien.

:-)