16 May, 2007

ESTAS INTERESADA EN QUE TE CUENTE UN CUENTO?

Estas interesada en que tus hijos sepan lo que es la envidia, la maldad, la mentira, los secretos, los poderes ocultos, los conjuros, los asesinatos, los intentos de asesinato, los secuestros con intención de matrimonio, la marginación, la ambición desmesurada, el maltrato, la crueldad sin razón...desde muy temprana edad?
Más aún, querés que experimenten el terror, el miedo a ser devorados, el ser discriminados, el saberse perseguidos, odiados, abandonados por sus padres, encerrados en celdas...?
Buscas quizá que tus hijos sepan cómo tramar venganzas espectaculares que haran desaparecer a sus enemigos? o bien cómo usar veneno, dagas, espadas, precipicios, magia negra y otras cosas por el estilo para matar a alguien?
Bueno...muy bien, entonces probá leerles a diario este material:
- Blancanieves y los siete enanitos.
- Caperucita Roja.
- La sirenita.
- Pinocho.
- El patito feo.
- Pulgarcita.
- La bella durmiente.
- Blancanieve y rojaflor.
- La gallina de los huevos de oro.
- Barba azul.
- La fosforera.
- La cenicienta.
- El soldadito de plomo.
- Hansel y Gretel.
- El sastrecillo valiente.
- Rapunzel.
Y miles de cuentos clásicos más, que cualquiera de nosotros recuerda...
Si tenés hijos pequeños...y te gusta leerles o te gusta darles libros para que lean solitos...fijate bien qué material usas...
En UK, ha habido un incremento en la publicación de "cuentos clásicos infantiles".
Me parece muy procupante ya que creo que no es material recomendable para niños.
El hecho de que tu papá o mamá te los haya leído a vos, no significa que sean apropiados.
La ciencia avanza y cada día hay más trabajos realizados por investigadores (psicólogos, psiquiatras, psicopedagogos, psicoterapeutas, profesores) que muestran lo perjudicial que son estos, aparentemente inofensivos "cuentos infantiles"
Estos autores escribieron sus cuentos hace muchos años, cuando la situación y la realidad eran otras y no había investigaciones al respecto.
Creo que son cuentos que deben ser leidos por adultos y con un mero interes literario clásico, pero no por niños pequeños...especialmente no, por niños pequeños.
Para muestra, te doy un botón:
"Al principio no vio nada, porque las ventanas estaban cerradas; después de algunos momentos empezó a ver que el suelo estaba completamente cubierto de sangre coagulada, y que en la sangre se reflejaban los cuerpos de varias mujeres muertas que estaban atadas a las paredes (eran todas las mujeres con las que Barba Azul se había casado y que había degollado una tras otra). Creyó que se moría de miedo, y la llave del gabinete, que acababa de sacar de la cerradura, se le cayó de las manos..."
"-Es inútil -dijo Barba Azul-, tienes que morir.
Luego, cogiéndola con una mano por los cabellos y levantando el gran cuchillo con la otra, se dispuso a cortarle la cabeza..."
Extracto del cuento clásico Barba Azul de Charles Perrault
La Biblioteca Virtual.com presenta los cuentos infantiles clásicos de la siguiente forma:
"Los cuentos clásicos, los cuentos maravillosos, los que nos contaron en nuestra niñez, los que leímos cuando empezamos a deletrear las primeras palabras, siguen perdurando a través del tiempo.
Y siguen siendo el entretenimiento de los más pequeños cuando piden a padres o abuelos, que les cuenten una historia de esas que todos guardan entre sus recuerdos de la infancia."
Pues, yo les aseguro que nadie que tenga un poco de sentido común puede tener intención de entretener a ninguno de sus hijos con material por el estilo.
Actualmente, en el mercado hay cientos de cuentos infantiles muy educativos, inocentes e inofensivos que podés comprar o conseguir en la biblioteca de tu ciudad o de tu pueblo...
Tus hijos tienen que crecer sin miedos, sin traumas, sin maldad, en un ambiente de tranquilidad, con mucho amor y sobre todo, que le permita desarrollarse, a nivel intelectual y personal.
Saber que aunque se porte mal, no coma, cometa errores, etc lo vas a querer igual y nada malo le va a pasar.
Todo comienza por vos, que sos la madre o sos el padre. Si le vas a dar un libro a tu hijo, leelo vos primero y vos decidí si se lo das o no.
Muchos investigadores hablan de este tema en libros que vos podes leer, para aprender cómo manejar situaciones por el estilo.
Ningun padre nació sabiendo ser padre, es algo que se aprende y que se puede potenciar muchísimo si investigamos, leemos y aprendemos de los profesionales que saben de niños.
Acá te dejo una página, completísima, de una biblioteca virtual en donde podrás encontrar la mayoría (si no todos) de los cuentos infantiles clásicos. Para verla hace clic aquí.
Te recomiendo que los leas, eso si, tratá de hacerlo con la luz encendida y cuando no estés sola.

27 comments:

amelche said...

La verdad es que sí, son historias violentas o de maltrato (la pobre Cenicienta ninguneada por sus hermanastras y madrastra) pero también habría que controlar los programas de TV que ven los niños (muchas veces solos porque los padres trabajan) y los contenidos a los que acceden desde el ordenador (otra vez sin los padres delante porque están trabajando). Y, algo inconcebible para mí: que un adolescente tenga televisor y ordenador en su habitación para ver películas porno, chatear con a saber con quién y cosas por el estilo sin que nadie lo controle.

Vamos, que al lado de los peligros de los medios audiovisuales, casi que la violencia de los cuentos se queda en pecata minuta, teniendo en cuenta que si enciendes la tele, en un minuto tienes más bombas, balas y abusos de los que contienen todos esos cuentos juntos.

No sé, será que estamos ya tan acostumbrados a cosas peores, que ni nos damos cuenta de que los inocentes cuentos no son tan inocentes.

Umma1 said...

Lo que pasa, Anavi, es que estos cuentos eran para adultos. Y encima, se fueron reescribiendo a través de épocas muy duras.
Y lo que leemos hoy, son versiones enflaquecidas, porque los verdaderos están plagados de incesto y otras calamidades.
Igual me parece que es imposible mantenerlos al margen de cuentos como el de Blanca Nieves, porque el mundo que nos rodea está plagado de sus representaciones.

No entiendo porqué se ponen de moda otra vez, cuando mi hijo era chico, estaban totalmente perimidos.

Anavi said...

Lo peligroso de estos cuentos es la corta edad en la que los leemos o nos los leen...
Lo otro que decis, es cierto y coincido...
He oído decir miles de veces: Ohh los chicos ahora vienen cada vez peor!! y yo te digo: es que los padres vienen peor!!
Te has dado cuenta de que la mayoría de los problemas de los niños y adolescentes (comportamiento, obesidad, trato diario, educación, etc) pueden ser evitados si los padres actuan en un estadío temprano o si desempeñaran bien y responsablemente su rol?
La relajación es total y después vienen con excusas que ni ellos mismos se creen!!
Es por eso que deben acudir a ayuda profesional cuando lo necesiten...no quedarse con que: "el nene me salió asi de mal educado" o "y bueno, tiene mal temperamento, como la familia del padre" o " y bueno, es enfermo, por eso es gordo como una ballena" o "El profesor no lo quiere y el chico lo rechaza por eso"...

Anavi said...

Umma: yo tampoco lo entiendo!!! y le hicieron una propaganda como que habían descubierto la pólvora!!!
Sobre todo en el Reino Unido, lugar desastrozo para la infancia y adolescencia donde los haya!! Con unos problemas de violencia escolar altísimo, de delincuencia juvenil, de obesidad a edades muy tempranas...
En fin, que yo también pensé que ya estaban perimidos...
Incluso las versiones mas lights de esos cuentos infantiles son horribles!!
Un saludo para vos Umma!!

Estela said...

Yo crecí con ellos y la verdad es que jamás me detuve a pensar que eran así de malos...
Y se los he leído a mi nene y lo he llevado al cine a ver las pelis de Disney, ahora lo pienso bien y veo que no fue muy buena idea...
Cuando vimos el rey león (que no se si es clásico porque no lo pude encontrar en la pagina de la biblioteca) mi nene se asustó mucho cuando el tío del leoncito mata a su papá (que a su vez era su hermano) y tuvo pesadillas por unos dias.
La verdad es que fue una escena bastante fuerte, igual que la de las hienas que se quieren comer al leoncito!
Creo que tenés razón, no habría que leerle esas cosas...sabés que impresión me dejo el rey leon...que estaba escrito por uno de los guionistas de uno de esos culebrones venezolanos de cuarta, en los que se matan entre ellos y tienen hijos abandonados o perdidos por ahí y la ambición reina...
En fin, que gracias por hacerme pensar un poquito. Soy medio vaguita y me preocupo bastante poco por lo que lee. Cuando va a la biblioteca, el elige y yo jamás chequeo que lee...porque supongo que en una biblioteca publica el material esta controlado y es apto para ellos...pero ya ves, es mi tarea hacerlo y prometo que lo haré!!
Un saludito y como siempre, me encanta leerte!!

Estela said...

Ahh me olvidaba, tengo algo para mandarte a cerca de los nenes con sobrepeso y los obesos...
Capáz que te gusta.
Sé cómo te procupa ese tema de los chicos gordos y los padres que no hacen nada y los ven engordar como pavos para navidad!!

Anavi said...

Estela: el guión de la pelicula de "El rey león" está basado en Hamlet, donde el hermano del rey lo mata para quedarse con el reino y con la reina.
Es re cruel...
Disney ha producido muchísimos cuentos clasicos infantiles, pero ultimamente se dedica a cosas mas suaves y relacionadas con el medio ambiente.
Decime si no hay cosa mas triste y cruel que la muerte horrososa de la mamá de Dumbo??
En fin, que me alegra haber podido contribuír un poquitito a que tu niño lea y vea mejores cosas...
Respecto de los niños obesos, te lo agradezco, la verdad es que si, me interesa muchísimo.
Hasta ahora conocía muy de cerca la realidad española, pero me he comprado un libro (que todavia no he terminado de leer) a cerca de ese tema pero en el Reino Unido...
Te aseguro que da escalofrío leerlo.
Pobres criaturas!!
No se, será que si yo tuviera un hijo o una hija gorda, no pararía hasta encontrar el por qué y tratar de revertir la situación...no podría vivir tranquila, porque se que no es bueno para su salud!!
Muchísimas gracias Estela!!

Ernesto Martinez Ferrer said...

Me dió tanta curiosidad que me fui a leer el cuento de Barba azul completo...es de terror!!
Qué importante es que se controle lo que los hijos leen...igual de importante que controlar lo que ven por televisión o lo que hacen frente a una compu...
Buscando Blancanieves en google, mirá lo que encontré. Lo sabías? Leelo aquí: http://www.jmnoticias.com/index.php?action=fullnews&id=203
Los chicos tendrían que estar leyendo cuentos de animalitos, de esos que educan!!
Me encantó tu post!
Un beso.

Estela: Disney por lo general se fija mas en el dinero que ganan con semejantes superproducciones que si afecta a los chicos o no...
A mi no me gustó el rey león...

euge* said...

crecí con estos cuentos... me los leyeron de chiquita y no recuerdo haber sufrido ningun trauma o pesadilla... pero si recuerdo que me surgían muchas dudas después de leerlos o escucharlos y empezaba a preguntar el por qué del procedimiento de algunos protagonistas o antagonistas... El rey león fue una de las pelis que más me gusto de chica, es más la fui a ver al cine... Con Dumbo lloré, y cuando mi mamá se dió cuenta de que me había emocionado, me hice la dura y me seké las lagrimas...

Los otros días, en la clase de historia, viendo algo acerca de las historias que puede llegar a tener cada persona que marcan y forman el camino y su persona... no sé como llegamos a si cuando eramos chicos nos leian historias, mi vieja les pregunto a mis compañeros y todos dijimos que sí, después de análizar que era lo que nos leían o cuales eran nuestros cuentos preferidos, no me acuerdo como salto el tema de si algunos eran apropiados o no... Y mi vieja dijo, que la verdad algunos cuentos para chicos son bastantes crueles...
Y tiene razón. Pero en el momento no te das cuenta, ya que llevan años siendo contados oralmente... Y los libros de antologáias que los tienen son infinitos...

Para cuando cumpli 9, me regalaron un libro enorme con muuuuuuuuchos cuentos de hadas de america, europa y asia... Muchos de estos si ahora me pongo a pensar son muy crueles, hablan de demonios, de secuestros, envenenamientos, de envidia... y otros no, resaltan valores importantes...
Aunque son mas los crueles que otra cosa... Pero debo admitir, que a ese libro lo amo con toda mi alma... simplemente me encanta, y de vez en cuando, antes de dormir (si no son las dos d la mañana) me leo uno de esos.... Excepto el de los zapatos gastados de bailar, que hasta ahora me da medio cuiqui leerlo, jejej... semejante bolaza con casi 16 años y le tiene miedo a un cuento... será la cosecha de este cultivo????


En cuanto a las imagenes recibidas a través de internet, de la tele y muchos otros medios... si es verdad, no hay demasiado control sobre lo que los niños y adolescentes miramos, pero no porque no tienen ganas de pasar un tiempo con nosotros, sino porque son más las horas que pasan trabajando que otra cosa....
Mi vieja sabe mas o menos lo ke mi hna y yo mramos en la tele... pero en cuanto a la compu... no sabe demasaido a quienes tengo agregados al msn... ni ke miro y leo cuando estoy en internet... es más, ni sabe que opino en el blog d anavi, va... no sabe d la existencia de anavi directamente xD
tmp sabe d la existencia de mi blog...
es ke tmp me gusta q c meta n mis cosas.. pro ke c yo...
las cosas son jodidas hoy en día...
y si los padres pueden evitar q sus hijos lean a tan corta edad los zapatos gastados de bailar, les hacen un favor... me causo pesadillas durante meses
jajajaja

Ana... mui buen post... aunke debo reconocerme fan de ese tipo de historias... con dcirt ke me guta la serie supernatural... la d la warner, la d los monstruitos y todas las boludeces... jajaja
xD

amelche said...

Es prácticamente imposible controlar las págs. de internet a las que tienen acceso niños y adolescentes, aunque haya programas con filtros para que no puedan entrar en págs. con contenidos inadecuados, siempre habrá otras muchas págs. que se escaparán de ese filtro y, además, si se empeñan, pueden ir a un cibercafé donde se puede ver cualquier pág. si en el ordenador de casa están restringidas.
Pero creo que se podría empezar por tener el ordenador en una sala común (no en la habitación de los niños) y, desde pequeños enseñarles a navegar por págs web educativas, que les aporten algo y, al igual que se les enseña que no tienen que irse con desconocidos en la calle, que no se fíen en un principio de los desconocidos que puedan conocer en un chat. Y que, si van a una cita con ellos, vayan con algún amigo o amiga o le digan a alguien dónde van a estar, por si acaso. El problema también es que muchos padres no saben ni encender el ordenador, o saben sólo lo más básico, mientras que los hijos son los reyes de la informática y las nuevas tecnologías, con lo cual, también les es difícil a los padres saber a qué peligros se exponen sus hijos en internet. Pero eso, supongo que, con el tiempo, se irá solucionando, porque ya somos muchos los que estamos metidos en este mundillo de las nuevas tecnologías, los blogs, etc.

Otra cosa que me planteo, a raíz de la entrada de Euge y las chicas venezolanas que comentaron en el post sobre las barbies, es que yo (y supongo que a muchos de vosotros también os pasa) siempre escribo en mi blog y en los comentarios de otros blogs pensando que los van a leer los adultos. No nos damos cuenta de que no es así, de que internet es como la plaza pública: hay adultos, pero también hay niños y adolescentes y cualquiera puede tener acceso al blog de Anaví, al mío o a cualquier otro, dede niños de 9 años a abuelos de 109. Y creo que ahí tenemos una tremenda responsabilidad, como escritores de blogs, a la hora de elegir el tema de los posts y el lenguaje empleado.

Euge no es nada personal, te cito a ti como ejemplo por lo que has comentado, aunque pienso que eres una persona bastante madura y responsable, que sabe lo que hace. Además, no creo que corras ningún peligro en el blog de Anaví, ni en el mío, ni en muchos otros, ¡ja,ja! Pero lo digo porque, ya ves, igual que entraste en el blog de Anaví podrías haber entrado casualmente en un blog de una secta, o de un pederasta, o de a saber quién. Y no se trata de prohibir, que ya sé que los adolescentes (y otros que no somos adolescentes también) lo lleváis bastante mal, sino de daros las herramientas para que sepáis distinguir lo que os conviene o no. Enseñaros valores positivos desde pequeños y a defenderos de los posibles peligros que corréis en internet, igual que se os dice: "Mira a los dos lados por si vienen autos al cruzar la carretera" o lo que sea, para saber enfrentaros a los posibles peligros que os acechan en la calle.

amelche said...

Esto tiene que ver con mi comentario anterior: http://www.protegeles.com/

Mercedes said...

Indiscutiblemente mucho de estos cuentos, en su versión original, son crueles y no aptos para la infancia.

Descartarlos al 100% como haces tú, Anavi, me parece un "pelín" exagerado. Me explico.

Conozco especialmente bien el caso de los cuentos de Perrault (Caperucita, Cenicienta, Barba Azul...) porque, ya en edad adulta, me compré una edición con ilustraciones de época, preciosa, y me lo (re)leí. Perrault escribe esas historias con un fin claramente moralizante y seguramente para un público de una edad.
A mí me encantan los cuentos tradicionales, esos que a ti te horrorizan, pero les leo (o explico) a mis hijos versiones "adaptadas", que sí las hay. Bueno, el caso de Barba Azul es inadaptable. Son versiones "light", donde está el lobo, los malos, los buenos que siempre vencen al final... pero libres de la mayoría de elementos crueles.
Precisamente hoy uno de mis hijos me ha dicho: "mamá, el lobo feroz sólo está en los cuentos"; pues yo siempre les digo que el lobo no existen, sólo está dentro de los dibujos de las páginas.
Antes he escrito (re)leí porque en realidad tuve una edición de esas "atroces" de los cuentos de Perrault a los 5-7 anos (la edad es exacta porque recuerdo la casa donde lo tenía). Recuerdo el cuento como si lo estuviera viendo. Repito, no me parece lectura para ninos, pero si tengo que ser sincera no creo que me haya causado ningún trauma (ojo, a otros ninos tal vez sí) y creo que se debe a que en realidad mi mente era incapaz de entender las historias. Lo que más recuerdo es Barba Azul, porque me extranaba que alguien pudiera llamarse así, y menos tener la barba azul, pues mi padre llevaba barba y de negra, nada.
Precisamente me acabo de acordar de que hace unas semanas compré un cuento de Caperucita Roja para mis hijos en inglés. Es una versión "light":

- No aparecen ni el cazador ni su escopeta
- El lobo no se come a la abuela: ella se esconde pues ve venir por la ventana al lobo
- El lobo no se quiere comer ni a Caperucita ni a su abuela, sino que su afán es comerce el pastel del cestito
- El lobo al final se cae de la cama y se pega un coscorrón, es lo único que le pasa: en realidad, no es más que un "medio mal patoso"
- Ha desaparecido la moraleja del cuento de Perrault: las ninas desobedientes tienen su merecido (si la memoria de 20 anos no me traiciona, Caperucita en la versión de Perrault no tiene un final feliz)...

A mis hijos les suelo leer cada noche un cuento del TEO (tenemos un montón), que me parecen preciosos. Son unos "clásicos" de la literatura en castellano/catalán, pues llevan editándose 30 anos. Si estuvieras aquí te dejaría uno, porque a mí me parecen muy bonitos, y son los que más me entretiene contar. Supongo que no los conoces.

Por último, sólo quiero comentar que estoy completamente de acuerdo con lo que dice Amelche: siempre le digo a mi marido que en la habitación de nuestros hijos no voy a poner una TV, vídeo, ordenador para ellos solitos, sino que cuando tengamos una casa definitiva montaremos una habitación de estudio con el ordenador de todos. Y a compartir, que no creo que les cause traumas.

Mercedes said...

Como mis hijos han visto que sacaba "Caperucita Roja" lo hemos tenido que mirar. Y lo mejor es el final. El lobo se pega un golpe al caer de la cama y del chichón que le sale... SE VUELVE BUENO!!!

GLORIA said...

EXCELENTE tu post Anaví (como siempre), estóy totalmente de acuerdo con lo que planteas. Y al leer lo que escribió Amelche, sentí como que se había expresado diciendo exactamente lo que yo pensaba. FELICITACIONES para tí también Amelche.
A Mercedes le pregunto: Entendí mal? Le dices a tus niños "que los lobos no existen"???(discúlpame, quisiera no entender lo que estoy entendiendo) y... Cómo es eso de versiones "light"???
Para "dulcigicar" el argumento de "esos" clásicos, deben de suprimírseles taaaantas escenas, que terminas "cambiando totalmente el cuento", por lo tanto, ya "deja de ser el clásico", para ser un simple:"parecido" que "nada tiene que ver" con lo que plantea Anaví.
Coincido también con lo dicho por Ernesto, incluso de que a Disney le interesa más los réditos económocos que pueden dejarle esas "superproducciones" que el efecto que puedan producir. Lo mismo sucede con las editoriales, y lo que es peor... que apelan a esas híbridas publicaciones modificadas a las que ni siquiera se les puede tildar de plagio.
REITERO MIS FELICITACIONES ANAVÍ.
CONTINÚA ESCRIBIENDO.

amelche said...

¡Ja, ja, ja! Mercedes: Me hiciste recordar los cuentos de Teo que leía en mi niñez. Aquí los he visto en catalán en una librería. Si los encuentro en castellano, le llevo alguno a Anaví cuando vaya a verla este verano.

(Unos minutos después) Parece que estamos un poco anticuadas, ahora lo que se lleva son los DVDs de Teo...

http://www.dvdenlared.com/dvd/Teo%20Juega%20en%20Casa...%20y%20otras%20historias

amelche said...

Me quedo más tranquila, parece que aún existen los libros de Teo, no sólo los DVDs:

http://www.americareadsspanish.org/es/detnoticia.asp?id=509&p=0

Umma1 said...

Estoy de acuerdo con Amelche en el peligro que constituye la tele y la pc. Claro que el mayor peligro, es el de los padres que por una causa o otra eluden su responsabilidad.
No coincido en que no se pueda regular el contenido de las páginas web a las que los chicos acceden, así como se puede ayudar a elegir que programas ver y que no.
Las madres podemos tener compromisos laborales, pero antes es indispensable una plena conciencia de que en los primros años, los chicos no pueden quedar librados a la buena de dios.

En cuanto a una adolescente de 16 años, la verdad no creo que haya que poner interdicción sobre página alguna.
Vivir en burbujas no es positivo.

Tampoco es bueno que los chicos vivan aislados de la verdad del universo.

Una versión suavizada de los cuentos de hadas, es la que quita las escenas más virulentas de los cuentos, escenas que no son necesarias sino para apelar al morbo, como la se reproduce de Barba Azul.

Yo no leería estas historias a los niños, porque hay una literatura infantil de gran calidad que se nos ofrece hoy. Pero, hay que comprender una cuestión.
El mundo interior de los chicos, no es una panacea. En ellos hay pulsiones y fantasmas terribles. A veces estos viejos cuentos, ayudan a encausarlas.

Todo tiene un pro y una contra.

A quienes les interesa el tema, les recomiendo un libro que es una verdadera joya:
"Psicoanálisis de los cuentos de hadas", de Bruho Bettleheim.

Este fue uno de los mejores psicoanalistas de niños de la historia, y él recomienda contárselos. No leerlos. En verdad nunca es bueno leer un cuento a un chico, sino contarlo. Porque cuando un padre cuenta un cuento, lo hace a su hijo de acuerdo a su singularidad.


Anavi, me llama la atención tu preocupación por los niños gordos.
Hay chicos gordos porque comen comida chatarra, y otros que simplemente tienen un metabolismo y una carga genética que los rodendea.
Uno de los mejores amigos de mi hijo, era un gordito delicioso, lindo a más no poder, y sufría todas las limitaciones que esos chicos sufren. Recuerdo que una vez, y los llevaba mucho a pasear, se quedó atascado en una trepadora.
Pero también disfrutaba de la vida, no e privadba de hacer nada de lo que hacían sus amigos. Nadaban 5 veces a la semana, jugaban basquet, futbol. Era un chico muy feliz. En cambio la mamá sufría lo indecible para hacerlo bajar de peso.
Cuando llegó a 14 años, chau gordura, se estilizó sólo. Y es un muchacho tan lindo como antes, pero degaldo.

Yo creo que no hay que engancharse en todos los discursos de moda, porque no nos dejan vivir.
Antes los chicos tenían que ser gordos. El mío fue flaco, desde que nació y comía poco.
Cada vez que iba a la casa de mi suegra, regresaba a la mía llorando, porque me metían en la cabeza que algo debía pasarle.

Hasta que un día me agarró el pediatra, un hombre extraordinario al que quise como a un segundo padre, y que era concultor de la casa cuna, y me dijo una verdad:

- No hagas caso, no importa que la corriente diga "gordos", ni que diga "flacos", vos seguí tu instinto y observá si el chico es feliz, si juega. Ahí está todo el secreto. ;)

Un abrazo

Mariluz Barrera González said...

Estás en lo cierto ANAVI; los cuentos clásicos infantiles no son aptos para niños, por que originalmente no fueron escritos para ellos, erróneamente se adaptaron para contárselo a los niños por que se llamaban "cuentos" pero el motivo por el que nacen no es para entretener sino para "enseñar" y exclusivamente a los adultos.

Fueron escritos para usarse como metáforas para enseñar a los adultos de esos tiempos, por ejemplo:

- La caperucita roja era para enseñarle a las jovenes casaderas que no debían de salir solas porque era peligroso (logrando así que se queden en sus casas) y un hombre malo podía abusar de ellas, de ahí el hecho de que aparezca el lobo (el hombre) y la caperuza roja representaba la menstruación, pues el relato estaba dirigido a damas casaderas, que debían cuidar su virtud.

Así como este, todos los cuentos clásicos han sido adaptados y como te digo erroneamente por que no estaban escritos para los pequeños, no fue esa la intención que los originó,

-Barba Azul, igualmente era para asustar a las mujeres para no ser infieles, y nuevamente estas se quedaran en casa esperando tranquilamente a sus esposos.

Muchos de los cuentos utilizan las metáforas pues es un proceso que sirve mejor en el aprendizaje, el cerebro capta mejor una historia que la pura información por eso se usaba con los adultos.

Con los niños en terapia es muy recomendable utilizar los cuentos para vencer miedos, o relatar situaciones que no pueden expresar fácilmente, como la muerte o los problemas familiares como el divorcio o la violencia.

Tu recomendación es excelente, y bien vale la pena que los padres nos informemos, pero es difícil por que los cuentos se han vuelto parte de nuestra cultura y desgraciadamente ya no son mal vistos como muchas de nuestras malas actitudes que ahora pasan desapercibidas.

Igualmente hay un ejercicio muy bueno que se utiliza con los niños para dar otro sentido a los cuentos, se llama "contemos nuestro cuento" y lo que haces es reeditar la historia, por ejemplo a le pides a los niños que nos cuenten como sería cenicienta actualmente, te sorprendes por que la vuelven una mujer que estudia y se libera de sus hermanastras, que termina hasta con maestría, es muy bello este trabajo, y es importante hacerlo con cada uno de los cuentos, así ellos nos demuestran que están mas concientes de la realidad que nosotros.

Creo que ya me extendí mucho., les mando un beso y por aquí estoy por cualquier cosita que se les ofrezca.

Un abrazo hasta Irlanda

Luis Tolkien said...

Los cuentos son el género por excelencia, parece mentira pero es con ellos con los que una persona inicia su inmersión en el enorme Mundo de la lectura :)

Añadiría a tu lista si me lo permites, "El Hobbit" del maestro J. R. R. Tolkien, lo he contado alguna vez a pequeños y les encanta imaginarse a aquellos enanos rechonchos y barbudos, magos, orcos, elfos...

Muchos besos,
Luis Tolkien

P. D.: Una vez mayores tampoco debemos olvidarnos de los cuentos! Como decía el genio J. R. R. Tolkien:

"Creo que lo que llaman "cuentos de hadas" es una de las formas más grandes que ha dado la literatura, asociada
erróneamente a la niñez."
-J. R. R. Tolkien (1892-1973)

Ernesto Martinez Ferrer said...

Luis: pero vos has leído realmente todo el post de Anaví????
No se trata de una "lista" de cuentos para leer a pequeños como vos decís y a la que podes "agregar" otros cuentos que te parezcan interesantes para leerles a los mas chicos...ES TODO LO CONTRARIO!!!!!
Se trata de NO LEERSELOS y cambiarlos por cuentos educativos con un trasfondo infantil propio para la edad!!
Te recominedo que leas el post completo, esta muy bueno!!
Y te recomiendo que leas los comentarios tambien: Amelche habla a cerca del peligro de los chicos, la televisión e internet y Marilúz (profesional que trabaja con niños) ha dejado algo muy interesante!!
Un saludo

David Blázquez said...

Desconozco todo sobre Irlanda. Quizás por eso tu blog resulta de primeras muy interesante. Todo por descubrir. Te enlazo desde mi blog.
Un saludo desde Madrid.

Luis Tolkien said...

ERNESTO MARTÍNEZ FERRER: Es obvio que me he leído el post de Anavi, sino no escribo! (¬¬'...) Evidentemente también leo los comentarios de la gente en los que coincido plenamente con Mercedes.

Me parece exagerado lo que dices, un cuento tiene infinidad de versiones pero la finalidad es clara y por eso se le llama cuento (infantil), es decir, dirigido al público de los pequeños para animarles en la lectura y ofrecerles una moraleja de la que exprimir una idea correcta para poner en práctica.

Otra cosa totalmente distinta es en muchos casos acudir al cuento original donde probablemente haya sido dedicado a un público adulto con contenido explícito al mismo.

En el caso de "El Hobbit", es perfecamente y muy recomendable añadirle a la lista de los obligatorios para leer a los chicos pues enseña valores como la amistad, el compañerismo, la inteligencia por encima de la fuerza bruta, el Bien y el Mal...

Yo en cambio te recomiendo que no acuses de escribir por escribir cuando puede ser que vos no hayas entendido correctamente mi post.

Un cordial saludo,
Luis Tolkien

Estela said...

No lo tomes a mal Luis, Ernesto no te ha "acusado" de nada, sólo ha dado su parecer ;)
No siempre es obvio que se ha leído un post por el sólo hecho de haber escrito un comentario y si te soy honesta, leyendo el post y leyendo tu comentario, se evidencia que si lo leíste, lo has leído por encima o no has sabido expresar lo que querías decir...
Es que estas "recomendando" lo que Anaví y otros comentaristas estan opinando que no es apropiado para lectores jóvenes.
Andá y lee bien la primera parte: "...poderes ocultos, conjuros..."
Si lo que en realidad has querido expresar es tu desacuerdo con el post y tu creencia en leer ese tipo de cosas a los niños, deberías haberlo aclarado desde un principio, entonces nadie te "acusaría" de nada...simplemente leeríamos los fundamentos de tu desacuerdo y ya está!
El género literario "Cuento" no es sinónimo de "dirigido al público infantil", ese es uno de los grandes errores.
Acá no se está hablando de las "versiones" de los cuentos tradicionales, las cuales algunas (y remarco, sólo algunas) si son aceptables para niños.
El tema del post es que en UK se están editando "PARA NIÑOS" las versiones "ORIGINALES" de esos cuentos...
Por el nombre de tu perfil y por tu recomendación, deduzco que te gusta J.R.R. Tolkien, bueno, desde ya te digo que estoy en total desacuerdo con vos en leer ese tipo de literatura a niños muy pequeños, pero a esto tomalo sólo como mi opinión, tan válida como la tuya, por supuesto.
Opino lo mismo de todos los libros de esa clase, incluído también Harry Potter. Es un tipo de literatura para niños con un nivel de madurez y desarrollo intelectual mas elevado.
Te repito, no lo tomes a mal, estoy segura que Ernesto se ha hecho la misma pregunta que yo y que el resto de los comentaristas despues de leer tu primer comentario: Leyó el post este chico? de qué está hablando?
Un saludo cordial desde Alemania, con un día muy primaveral y soleado, por cierto!!

Mercedes said...

Escribí un nuevo comentario largo y veo que no ha salido... Repito.

Amelche, te decía que los DVD de TEO me parecen un poco" tontitos". Nosotros tenemos uno. Los libros tienen una riqueza de imágenes que permiten ir adaptando el cuento a la edad. Entre los que más me gustan (tenemos muchos) están TEO EN TREN y TEO EN LA GRANJA. Estoy 100% segura de que a Anavi le encantarán.

Me ha gustado lo que ha escrito Mariluz.

A mí me gusta contar esos cuentos clásicos en adaptaciones "muy light", que aunque están desfigurados de la realidad conectan a mis hijos con personajes muy tradicionales con los que yo crecí. Al menos por el nombre de los personajes y cuatro datos de la narración, y por muchos elementos de fantasía que aportan. Cuando sean mayores, que se lean la versión original si quieren, aunque creo que la probabilidad de que lo hagan es del 1 por mil o millón, pues tendrán muchas otras cosas por leer que les interesarán más, si es que consigo hacer de mis hijos dos lectores como su madre.

En la línea de Amelche me preocupa mucho más la violencia por la TV o ciertos contenidos de internet.

En cuanto a la pregunta de Gloria matizo lo del lobo. Al lado de mi casa hay un bosque y al pasar por allí un día mi hijo me preguntó si en él vivía el lobo feroz. Le dije que no, que el lobo feroz estaba sólo en su cuento. Cosa que era verdad, porque en ese bosquecillo no vive ningún lobo (eso espero!!!) y además el "lobo feroz" es un personaje de fantasía.

Empezar a divagar sobre la existencia de los lobos, que por cierto están en peligro de extinción en la Península Ibérica y a lo peor dentro de poco no existen, me parece exagerado con un nino de 3 anos.

amelche said...

Pásate por el blog de Noctiluca, que habla de Caperucita, ¡ja,ja!

("Clara sin reloj" en los enlaces de Anaví, si lo queréis leer.)

Ben said...

Si quieres que tus hijos aprendan esas cosas les puedes leer los cuentos infantiles, como ya mencionaste, o la Biblia, que es otro obra maestra de ciencia ficción, que estpa llena de odio, muerte, guerras y sexo. Habrá quien diga que la Biblia enseña sobre amor, relaciones humanas y moral. Bueno, los cuentos infantiles también traen esas lecciones y la gente no los considera "sagrados".

Tienes razón que debemos cuidar TODO lo que nuestros hijos leen.

Un abrazo y un beso.

Silvia said...

En mi caso personal, mi mamá nunca me los compró.Los leí a medias en casa de alguna amiguita y como siempre me gustó cuestionar todo,apenas los leí me parecieron siempre estrategias de los adultos para obligarnos a obedecer usando el miedo como método didáctico.
Comparto tu manera de pensar Anavi, me sentí profundamnete identificada con lo que dices.
Como madre y maestra siempre traté de que mis hijos y alumnos sepan como está hecho un libro, quién lo escribió, ver qué entendieron, que digan que hubieran hecho en el lugar de cada protagonista y escuchar la opinión que tenían de cada uno de ellos.
Lo ideal no es darles un cuento o simplemente leérselos,sino interactuar en la lectura reflexionando sobre cada párrafo.
No dejar que piensen que les damos un libro "para que aprendan a leer" o para que se "entretengan".
Elegir primero el libro es lo ideal, también decirles de qué se trata y dejar que elijan si quieren leerlo, cuando tienen edad para hacerlo. La mayoría de las veces subestimamos las consecuencis que una lectura no guiada puede tener en nuestros hijos. Acompañarlos en el mundo de la lectura es tan importante como acompañarlos al médico o a la escuela.
Por cierto, encontré tu blog en el Blog "El barco de Leo", me gusta mucho escribir y hacer las mismas cosas que a vos. Por eso me decidí a hacer yo también un blog. Recién comienzo pero de a poco lo iré completando.
Te agregaré en el mío.
Saludos desde Verona.