12 March, 2006

Una triste noticia

El 6 de marzo de éste año murió Dana Reeve. En vida fue la esposa de Christopher Reeve, el actor que protagonizó Superman en los 80'. Desde que su marido quedara en silla de ruedas paralizado por un accidente al caer de un caballo, Dana estuvo siempre a su lado. Luchó con él por salir adelante y ambos crearon "The Christopher and Dana Reeve Paralysis Resource Center (PRC)" un centro que ayuda a personas con daño espinal y con minusvalías de movilidad causadas por parálisis.
Murió de cancer de pulmón tras una larga y dolorosa agonía y la ironía es que jamás fumó. Su familia y amigos fumaron por ella. Padre, madre y hermanas fumaron a su alrededor durante su vida. Y ella fué la que murió.
Tenía sólo 44 años y ha dejado un niño pequeño, fruto de su matrimonio con Reeve y otros dos niños de un matrimonio anterior.
Esta es una buena oportunida para llamarle la atención a aquellas personas que fuman. Si quieren fumar, háganlo en lugares abiertos, no fumen cerca de otras personas, ni de niños. Respeten los lugares señalados con carteles de Prohibido fumar.
Yo jamás he fumado, pero mi mamá, mi papá, mi hermano y mi hermana han fumado a mi alrededor. Aquí en Suecia, los lugares para no fumadores se respetan mucho. Y la gente que quiere fumar lo hace en la calle.
A aquellos que fuman, sirvales esto para reflexionar y replantearse ese hábito asesino y para aquellos que no fuman, háganse respetar, no se dejen hechar humo cerca. No lo acepten!

6 comments:

Luciano said...

Angela y yo pudimos dejar, por suerte.
Lo recomiendo intensamente.

amelche said...

Pues sí, a mí me dio mucha pena, sobre todo por el hijo, porque Christopher ya murió hace unos años. Mi padre fumaba, pero lo dejó hace años también. Mi tío fumó hasta que se puso enfermo (y no fue de cáncer, fue una piedra en la vesícula y una operación mal hecha que derivó en muchas complicaciones, hasta que murió dos meses después). Y mi hermano fuma.
Ahora, con la ley antitabaco que ha salido en España desde primeros de enero, todos los fumadores están que trinan porque se recortan sus derechos, porque ya no pueden fumar en casi ningún sitio (y, sin embargo, yo aún no he visto bares de no fumadores, todos los bares se han declarado de fumadores para no perder clientela, pues se puede elegir) sin pensar egoístamente en todos los años que hemos tenido que aguantar nosotros el tabaco de otros y, la mayoría de veces, sin quejarnos.

samcorco said...

Los personajes de casi todos mis sueños acaban siendo fumadores empedernidos. Debería dejarlo para que los sueños terminen alguna vez bien. El maldito vicio del tabaco, nos fastidia hasta en sueños. Un beso desde BCN.

Umma1 said...

Mi marido fuma, casi todos mis amigos lo hacen, y algunos tienen el vicio tan metido, que fumar les es tan indispensable como respirar. Yo soy asmática.
Lo de los cafés y restaurantes antitabaco es tá muy bien. Pero yo cómo diablos hago? Voy a comer sola y todos ellos a donde se puede fumar?
No es un tema facil de resolver.

xnem said...

Me entristece mucho esta noticia, vi un reportaje en televisión sobre ella y su marido y la fundación, me impresionó mucho el caracter de esta mujer, yo tampoco fumo, pero toso al levantarme los días que visito lugares cerrados repletos de fumadores, ahora hay unas leyes por aquí, pero la mejor ley es concienciarse, que la vida tiene mucho humor negro.
Saludos desde Barcelona.

Anonymous said...

Sos una maldita abogada, intentar persuadirme de que deje de fumar, en esta ciudad, donde no se puede hacer otra cosa que tomar cafe y fumarse un pucho con una amiga, pues de c_ _ _ _ _ (llena los espacios) ni hablar, en este 2006 hasta perdi los recuerdos,la única que consigue novio aqui es mi amiga Alicia, ja ja.. te amo .
SUERTE en los nuevos proyectos, la Sussy