14 June, 2007

MÁS LIBROS PARA RECOMENDAR

Tengo 3 libros mas para recomendarles, todos de un mismo autor, un periodista francés llamado Dominique Lapierre. "La ciudad de la alegría", "Más grandes que el amor" y "Era medianoche en Bhopal".
Todos saben cómo me gusta la India, especialmente su cultura. Es un país increíble, con grandes ciudades, algunas muy modernas, otra milenarias. Pero no todo es perfecto, hay pobreza, hambre, miseria, enfermedades y muchas otras cosas más...
Dominique Lapierre conoce a este país muy de cerca y a convivido con esta otra cara de la India mucho tiempo.
Justo después de haber leído uno de sus libros (La ciudad de la alegría), vi por casualidad una entrevista que le hicieron en TVE.
Me encantó. Fue como ponerle el broche de oro al libro.
Es un señor muy espiritual y que habla de una forma muy simple pero que llega al corazón!
Todos los libros me gustaron mucho, porque el autor es tan descriptivo que a veces da la sensación de estar en las ciudades y lugares que menciona en sus obras. Es como leer un relato en 3 dimensiones.
¿Cómo poder hablar de la India sin mencionar los colores, sin describir los sonidos o sin enunciar los olores?...
Resulta que este hombre escribió otros libros muy famosos junto a otro periodista llamado Larry Collins, con el que estuvo asociado por mas de 15 años y un buen día, en la India, conoce a la Madre Teresa de Calcuta y desde ese momento, decide escribir en solitario lo que ve, lo que siente en ese país.
Así surgen estas tres obras que recomiendo:
"ERA MEDIANOCHE EN BHOPAL" es una historia verídica de investigación que duró 2 años y que realizó junto al escritor español Javier Moro. Se desarrolla en diciembre de 1984, cuando una nube de gas tóxico se escapa de una fábrica norteamericana de pesticidas construida en el corazón de la antigua ciudad india de Bhopal. Causa treinta mil muertos y quinientos mil heridos. Es la catástrofe industrial más mortífera de la historia. Una familia de campesinos indios expulsada de su tierra que inventan un pesticida milagroso. Un gigante de la química que encuentra un gas mortal para fabricarlo...
Con los derechos de autor de este libro, cuya primera publicación es de 2001, Lapierre construyó un hospital ginecologico para las mujeres que después de 23 años de la explosión de la fabrica siguen teniendo problemas.
Es un libro que se ha transformado en bandera para muchas organizaciones ecologistas y que muchos recomiendan que sea leída por los jóvenes en la escuela.

"LA CIUDAD DE LA ALEGRÍA" relata la vida de los barrios pobres de la ciudad de Calcuta en los años sesenta.
Un sacerdote francés, un joven médico de Miami, una enfermera de Assam y un campesino indio que se gana la vida tirando de uno de los típicos carritos llamados rickshaw se encuentran un día bajo las cataratas del monzón y se instalan en el alucinante decorado de un barrio de Calcuta para cuidar, ayudar y salvar a los necesitados.
Como ya anticipé, en el relato encontramos maravillosas descripciones de la forma de vida de los indios. Las costumbres y fiestas de sus diferentes religiones: hindú, musulmana, jainista, cristiana, etc.
Tan buenas son las descripciones del autor que nos transporta a Calcuta Una tras otra, las calamidades asuelan a los más pobres y, sin embargo, ellos siempre son solidarios con el que es más pobre que ellos. En estas comunidades siempre se recoge al niño abandonado o enfermo.
También nos acercamos a las diferentes enfermedades que se padecen por esos lugares, como la lepra, la tuberculosis y tantas más, por lo que admiramos cada vez más a aquellos que los ayudan.
Conocemos de cerca a la Madre Teresa y a sus monjas que dedican su existencia al servicio de estos pobres que, sin embargo, no son pobres de espíritu, pues siempre ven la vida con alegría y en medio de tantos sufrimientos, encuentran siempre una razón para vivirla.
Es un libro super recomendable, que estoy segura que les costará dejarlo en la mesita de luz para irse a dormir.
En 1992, fue llevada al cine por Roland Joffé en una co-producción estadounidense, francesa y británica, en donde Ennio Morricone (mi compositor de musica de pelicula favorito) le da ese toque que sólo él sabe dar y que hace a una película perfecta!!
¿Consejito? lean el libro antes de ver la peli, ya que el guion es un poco pobre y la actuación de Patrick Swayze deja mucho que desear. Es una pena ya que con semejante libro se podría haber hecho una pelicula increíble...
En fin, les recomiendo mucho la ciudad de la alegría, un libro que les hará ver con mejores ojos propia suerte.


"MAS GRANDES QUE EL AMOR". Un día hallándose de paso en Nueva York, Dominique Lapierre lee en un periódico una noticia sorprendente: «La Madre Teresa de Calcuta ha abierto, en pleno corazón de las calles más calientes de Manhattan, un hogar para acoger a las víctimas del sida sin recursos». Se precipita a la dirección indicada, y encuentra allí una aventura humana, médica y científica como quizá no se ha visto otra en el mundo. Ésta será la encuesta de su vida. Durante tres años forzará la puerta de los laboratorios de investigación, reconstruirá la caza de virus más formidable de la reciente historia médica, compartirá la embriaguez de los descubridores de los invisibles agentes mortales, revivirá la jadeante carrera en pos del primer medicamento eficaz contra el mal y será testigo del prodigioso impulso de generosidad y de compasión de los que cuidan a los enfermos, del valor y de la esperanza de éstos. Más grandes que el amor relata el incesante combate de todos aquellos —médicos, investigadores, sanitarios, víctimas— que se muestran cada día aún más grandes que el amor en la realización de su vocación o en la aceptación de sus sufrimientos; la historia de docenas de héroes de nuestro tiempo, conocidos o anónimos y del fantástico desafío lanzado a los médicos y a los investigadores de este final de milenio.
Les aclaro que es un libro bastante duro de leer, muchas veces desgarrador, pero que deja una enseñanza muy profunda a cerca de la lucha de ese grupo de gente contra el sida.
Espero que lean alguno de estos tres maravillosos libros y conozcan a este hombre, cuya vida es increible.

18 comments:

blanca figueroa said...

Mmmm, yo sólo conozco la película La ciudad de la alegría, bueno, el cartel porque no la vi.
Es un tema interesante y sorprende lo que dices, que se ayuden tanto entre ellos aunque sean tan pobres y que en esos ambientes en los que uno creería que son infelices que no lo sean, sino al contario. Estas personas son dignos de elogio y mi admiración para ellas, la verdad.
La madre Teresa de Calcuta es mi ídola.
Me encantó este párrafo que escribiste: "¿Cómo poder hablar de la India sin mencionar los colores, sin describir los sonidos o sin enunciar los olores?"
Saludos y qué bueno que estés de regreso :)

Luis Tolkien said...

El voluntariado no se entiende sin Lapierre, grande del Mundo centrado en la India como SAN Vicente Ferrer. Oleeeé por éstas maravillosas personas que ayudan enormemente a los más desfavorecidos!!! Todos los premios son pocos...

Luis Tolkien

Güigua said...

Anavi:

¡Hola! Soy amiga de Miguel Cane desde México. Te informo que Miguel me hizo víctima de un juego, y yo te he hecho víctima a tí.

Puedes leerlo en www.vivianaenvivo.blogspot.com

Saludos

Viviana

amelche said...

No he leído los libros, pero vi La ciudad de la alegría en el cine y me quedé con dos frases: "Sólo hay dos posturas ante la vida: ser espectador o actuar" y "Todo lo que no se da, se pierde".

agua en la fiebre said...

He tenido el placer de hacer un largo viaje por algunos lugares de la India y estoy de acuerdo en que la pobreza, allí, no es sinónimo de tristeza ni tampoco de fealdad.
Lo primero que me sorprendió fue la belleza de aquellas mujeres que salían de unos barracones instalados en medio de lodazales, dignas, hermosas. La hospitalidad de los trabajadores de una fábrica de jabones de Kerala, que daban todo a los blanquitos que nos reuníamos allí, en su centro, preparando unas acciones del movimiento antiglobalización. Muy hermoso lo que has escrito. En cuanto tus niños crezcan un poco, llévatelos a darte un paseo por la India, realmente merece la pena. Un abrazo.

MaleNa said...

Preciosas tus palabras, admiro a los que pueden ayudar a el resto, que viven en la más absoluta pobreza.
Hay mucha gente que es dadora, a todos ellos que trabajan en silencio, la luz.

Disculpa mi ausencia, hace tiempo que voy perdida.
Dulce Anavi, me encanta tu foto, es una imagen sacada, de un film italiano, tiene toda la fuerza.

Te quiero y te llevo junto a mi.

Mariluz Barrera González said...

La ciudad de la alegría, la vi en película y me trae muchos recuerdos. La vi junto con mi padre en casa para la época en que nació mi sobrina Sol María.

Recuerdo muy bien, hace 14 años, solo estábamos en casa, mi padre, mi hermana la mamà de Sol y yo, pues mi madre, y mi cuñado habían viajado con mi sobrina una bebé de apenas 2 dias de nacida a la ciudad de México para operarla, y mi hermana no pudo hacer el viaje pues había tenido a la bebé a través de una cesárea.

Mi padre y yo derrámamos muchas lágrimas delante de la pantalla pues el dolor que pasaba mi familia y sobre todo mi hermana en esos momentos era inmenso y recuerdo sus palabras al preguntarme: ¿Por que trajimos esta pelicula tan triste, con tanta tristeza que tenemos ya en casa?

Tal vez la película no sea fiel reflejo del libro, pero si logra recordarte que el dolor se vive en todas partes y muchas veces nos alcanza, y no es cuestión de merecimiento pero si es importante aprender a vivir con el y encontrarle un sentido.

Un beso y mil gracias por la recomendación.

doble visión said...

HAce poco en El Pais, publicaron una nota donde LApierre, para graficar el espíritu de los hab itantes de la India, contaba una anecdota.
Dice que estando él recorriendo en una oportunidad un barrio muy pobre, vio a un hombre desfalleciente en su saco de huesos, tirado casi inmovil junto a un perro aún más flaco y hambriento que el hombre...se conmovio y fue hasta un puesto de venta de comida ambulante y compró una empanada que entregó a aquel hombre casi moribundo...el hombre la tomó, le agradeció con un gesto, partio la empanada en dos y le dio una mitad al perro.
Yo venía leyendo y cuando leí esto, tuve que respirar hondo para poder continuar. Estoy escribiendolo y siento que se me llenan los ojos de lágrimas (es que además soy muy llorón).
Me hiciste acordar que queria comprar un libro de Lapierre...gracias!

beso
marcelo

xnem said...

Yo recomiendo otro muy interesante;

Eduardo Punset.

"El alma está en el cerebro".

METIS said...

el primer libro que tuve entre mis manos era de ellos dos. No lo leí, era chiquitina y era un libro que tenia mi hermano mayor sobre su escritorio. no recuerdo el título, pero era muy antiguo. Siempre me acordé de sus nombres, no se porque, y mira que tendria poca edad. Ahora reconozco que no he leido (todavia) nada suyo.

saludos anavi

Anonymous said...

wow... hace mucho ke no pasaba...
libros... simplemente los amo, jeje... i yo me ncuentro en la cuenta regresiva, para este sabado 21 de julio ir a retirar, mi harry potter and deathly hallows, primera edición, editorial bloomsbury, en inglés... ULTIMO LIBRO DE LA SAGA... estoi emocionadísima, no solo porque me voi a enterar de todo, todito... si no también porque va a ser el cierre de una etapa, pensar que harry potter creció conmigo, si bien es un poco más grande que yo, el primer libro de esta saga lo compré, me acuerdo patente, en unas vacaciones justamente en Córdoba, jeje, en una libreria en el año 2000!... hace 7 años!, en ese entonces yo tenía 8 años para 9, y ahora tengo 16!... jeje
un tiempo d diferencia...
bueh, ana... tas medio desaparecida?; espero ke todo este muy bien, y que estes disfrutando de tu verano =)
besotes
euge

Ernesto Martínez Ferrer said...

Leí Laciudad de la alegría hace unos años. Te puedo asegurar que mientras leía tu post, me acordé patente de una tarde en que llovía, yo sentado en el sillón del living que mira al ventanal que da al patio...leyendo ese libro y sintiendo una pena enorme.
No pude contener las lágrimas, me pasó como a Marcelo.
Leer a Lapierre es volver a la realidad de la tierra y dejar de vivir en las nubes. Èl te recordará que somos más que materia que pulula por esta tierra materialista...
Qué buen libro!!
Estas bien? al igual que Euge, me he dado cuenta que andas desaparecida...aunque te comprendo, con los días lindos, a quien se le ocurriría sentarse frente a la compu...
Volá, calandria, volá mientras el clima te lo permite!!
Un beso enorme, Ana!!

amelche said...

A ti también te echábamos de menos (te extrañábamos) Ernesto. También has estado un poco desaparecido, ¿no?

Bueno, cuidaos todos y a ver si Anaví deja de viajar un poquito y nos escribe un post con sus andanzas.

Ernesto Martínez Ferrer said...

Si Amelche, la verdad es que estuve desaparecido, pero voluntariamente!
Me gusta mucho la escalada de montaña, el trekking, el senderismo, la bici...asi que por lo general eso hago para mis vacaciones. Paso la mayor parte del año encerrado en un estudio, asi que cuando puedo, escapo a la vida natural, al aire libre.
Es por eso que me gusta leer lo que escribe Anaví a cerca de sus paseos por los bosques y por senderos de Irlanda, me siento muy identificado por ese gusto de ella por la naturaleza.
En agosto me voy al sur, a la casa de mi hermana, en la Patagonia. No sabes cómo espero eso...
Bueno, gracias por echarme de menos. Y vos ya rendiste? Cómo fue todo?

Ernesto Martínez Ferrer said...

Ahh me olvidaba...Anavi, la foto nueva de tu perfil me mató. Te lo juro.
Me encanta a rabiar :)
La abrí desde la página de tu perfil y se ve grande. Lo que mas me gusta es que en tu pupila se refleja la ventana por la que estas mirando.
Una calandria con la mirada perdida...mmmmm...qué lindo! ¿Qué estaras pensando?
Muy buena foto!

xnem said...

vengo del blog de if y me parto de la risa; "la vida es así no la he inventado yo" decía la canción.

amelche said...

Haces muy bien, Ernesto. Hay que salir a la naturaleza y olvidarnos de los problemas de las ciudades. A Roberto, un argentino que vive en Irlanda, también le gusta la escalada. Si miras los links de Anaví, su blog es el de "la vuelta de Bwana". Aquí tienes uno de sus posts sobre escalada en Irlanda:

http://amino-bwana.blogspot.com/2007/04/rasguando-piedras.html

Yo hice un cursillo en invierno (tu verano) sobre pozos de nieve y estuvimos andando por las montañas y fue muy interesante, no sé si lo leíste. Lo puse aquí:
http://amelche.blogspot.com/2007/02/els-nevaters-i-els-pous-de-neu.html

Me examiné y, de momento, va bien la cosa. Falta otro examen la semana próxima, miércoles o jueves, aún está por determinar. Y ahí me juego la plaza fija como profesora de inglés para toda la vida. Ya veremos qué pasa.

Xnem: ¡Qué malo eres, ja,ja!

mahaya said...

He leido La ciudad de la alegria y Mas grandes que el amor las dos de un tiron.
La pelicula es floja, floja, floja... se limita a ser una mas de guaperas en situacion critica.
Te recomiendo una obra de similar tematica El pie de Jaipur, el autor es Javier Moro que tambien es coautor de Era medianoche en Bopal y ademas sobrino de Dominic Lapierre.
Se centra sobre todo en la tematica de las minas antipersonas y en los daños que han dejado y aun dejan en todo oriente