13 February, 2006

Festival de Mahamasthakabhishekham

Aquí va otra de las cosas que quiero hacer en mi vida y que está en mi ya famosa lista: Ir al Festival de Mahamasthakabhishekham, en el pueblo de Shravanabelagola en Karnataka, India. Se celebra cada 12 años y es el más importante del Jainísmo. En el Templo, que está construído en la cima del monte Vindhyagiri y al cual se accede luego de subir 650 escalones excavados en la piedra, se encuentra la colosal estatua del santo jain llamado Señor Gomateshwara de 17,7 metros de alto y esculpida en un sólo bloque de granito que data del 983 a.c. y que puede ser vista desde una distancia de 30 Kms.
Como ven en la foto el santo aparece en la postura Kayotsarga completamente desnudo al más puro estilo jainísta y es una de las esculturas más grandes del mundo.
Como regla general, el Abhishekha (rezo al señor) debe ser realizado todos los días por cada estatua que se esculpe, pero el tamaño del Señor Gomateshwara hace esto imposible, por lo que sólo los pies de la gigantesca estatua son lavados diariamente, ritual que se conoce como Pada paja (rezo a los pies del Señor). Pero hay una ceremonia que se realiza teniendo en cuenta una conjunción de los cuerpos celestiales que se da cada 12 años y que recibe el nombre de Mahamasthakabhishekha (rezo a la cara y a la cabeza del Señor).
El ritual es impresionante y muy colorido, como todo en India. Desde una plataforma construída detrás de la estatua, los sacerdotes derraman sobre la cabeza del Señor Gomateshwana cientos y cientos de cestas que contienen cúrcuma, leche, miel, agua de coco, grasa diluída, millones de pétalos de flores e incluso monedas de oro y joyas presiosas.El área en frente a la estatua es despejada y presenta una gran vista de los peregrinos que allí se agolpan. 108 "kalashas" son acomodados siguiendo un patrón geometrico para que los devotos unten al santo con leche de coco y mango.
El día 8 de febrero de este año ha comenzado el festival y durará hasta el 19 del corriente. Es el primero en éste nuevo siglo y es un símbolo de paz mundial y coexistencia.
Han ido miles de peregrinos pero también muchísimos turistas. Muchas páginas de turismo en internet ya anunciaban este destino meses atrás.
Para el próximo festival (en 2018) mis niños todavía serán pequeños así que puede que vaya con mis hijos ya grandes en el siguiente (en 2030) cuando tenga 57 años...mmmmm....medio grande para tanta fiesta..no? Tendría que haber ido en 1994, cuando era soltera y no tenía hijos, pero estaba estudiando...bueno, la idea es que quiero ir y está en la lista además uno nunca sabe lo que le depara el destino... y si no, fíjense en mí, un día estaba trabajando en Río Cuarto y a la semana estaba en la otra punta del mundo.

1 comment:

Umma1 said...

Hola Anavi. India es una tierra interesante para conocer.
Yo estuve hace años, cuando me casé, mi marido que había estado en dos ocasiones anteriormente, regresaría.
Para mí la experiencia fue más que suficiente.
Es una tierra y una cultura muy compleja. Y de alguna manera, a mí al menos, me quedó la sensación, de no haber podido procesar todo lo que entró por mis sentidos.
Los 57, si es la edad a la que podés ir, es magnífica. No hay mejor edad para hacer las cosas, que aquella que nos encuentra con optimismo, pra seguir moviéndonos.
Un beso.